jueves, 18 de septiembre de 2014

Miniartextil 2014 GEA. Cristina Gámez is selected to take part in a new edition with the piece " Dialogue between gardens: Hesperides versus Eden "

"Dialogue between gardens: Hespérides versus Eden"


To speak about Gea I have used the metaphor of the garden since this one represents to the nature but domesticated, the nature transcribed to the human language.The garden implies a reflection on the art, the beauty, the nature and the language. " Both the landscape and the garden provide with form to the nature in the process of being constructed as aesthetic object, but this form that in case of the landscape is often symbolic and, therefore, ideological, in case of the garden it is always dialectical.” It is of this dialectical capacity wherefrom his modern beauty is born. In case of both gardens that they compose in a dialogue in this offer, the Garden of Eden is a symbolic garden in which we find the tree of the knowledge of the good and of the evil and the Garden of the Hespérides is a literary, allegoric garden. Both gardens have jointly the tree, it is a question of a tree with the gift to grant a type to themof knowledge to whom it was eating it fruit. According to the bible from the ingestion of it fruit Adam and Eve receive knowledge of their nudity before the God's eyes, lose their innocence,their state of divine grace and by it they are expelled from the paradise. Though the christianity across the Bible always has seen this as a historical truth, many experts in myths have interpreted the myth of the tree as the access of the human being to the conscience of himself from the use of the language, the tools and the culture, drifting apart from a "primitive(original)" condition(state) of animality, ideal, in the Garden of the Eden. Curiously, the golden apples of the tree of the Garden of the Hespérides give the immortality to the man. The apple trees were planted of the branches by fruit that GEA had given to Era as gift of her wedding with Zeus and to the Hespérides that were a few nymphs one entrusted them the task of taking care of these fruits. The term Hesperia was applied first to Italy and then to Hispania, always in poetical language, but the garden of the Hespérides placed in a place in the western ocean around Morocco, in the Atlas and, more former, in a few islands in the atlantic ocean, the islands of Fortunate (Canary Islands).










Contextile 2014 Portugal. Cristina Gámez is selected to take part in the exhibition "Cabos Sueltos" exhibition that represents Spain in this Biennial






martes, 13 de agosto de 2013

Hilos y tramas .Homenaje a Penélope. Threads and wefts. Honoring to Penelope. TEA, Tenerife Espacio de las Artes. Cristina Gámez's exhibition


Hilos y Trams.Homenaje a Penélope. Exposición en el TEA, Tenerife Espacio de las Artes, hasta Nov de 2013


2c9984c056
La distinción entre arte y artesanía presenta importantes ambigüedades que derivan, no tanto de cuestiones inherentes al material, la técnica empleada o la calidad del trabajo, como de arraigados prejuicios sociales, culturales y de género. En la década de los sesenta del siglo XX coincidieron los movimientos que reivindicaban una valoración del trabajo manual realizado por hombres y mujeres tejedoras, bordadoras o costureras, con los movimientos feministas que recuperaban para el arte el bordado, la costura, el tejido y otras actividades consideradas típicamente femeninas y por ello históricamente desdeñadas. A partir de entonces irrumpieron en el panorama artístico numerosos colectivos, creadores y creadoras que emplearon e integraron en sus obras estas técnicas y materiales, lo que permitió no sólo borrar las fronteras entre arte y artesanía, sino también poner en tela de juicio el canon artístico masculino.
Este es el punto de partida de "Hilos y tramas. Homenaje a Penélope", exposición que presenta la paulatina integración del tejido en la creación artística contemporánea en Canarias, a través de obras referidas a "lo textil" en una doble vertiente: por el empleo de determinadas técnicas - coser, tejer, bordar - y por el uso de determinados materiales -hilos, cuerdas, lanas -.  La muestra está estructurada en tres ámbitos expositivos, "Moiras", "Penélopes" y "Aracnes y Filomelas", que toman su nombre de mitos de la Antigüedad clásica relacionados con la creatividad de las mujeres, los tejidos y el mundo doméstico al que se las relegaba.
Moiras
En el contexto artístico de Canarias, establecer una genealogía en el uso del tejido nos remite obligatoriamente a la obra de Manolo Millares (1926-1972)Este artista recuperó del mundo de las momias aborígenes un tejido de gran expresividad plástica vinculado a la muerte, la arpillera, al considerarlo el material idóneo para expresar la angustia y el sufrimiento humano.
Empleada por su simbolismo y por su marcado carácter trágico, la arpillera aparece en las obras de las nuevas generaciones de artistas canarios de los setenta  bien como soporte de la pintura, bien como elemento adherido al lienzo. Así, las arpilleras están muy presentes en las experiencias plásticas de Ernesto Valcárcel (1951)y en sus investigaciones formales y espaciales de esos años, tomando de Millares el gusto por los cosidos y las telas encoladas y alquitranadas.
José Dámaso (1933) es uno de los artistas canarios que, desde fechas muy tempranas, incorporó a su obra elementos del mundo del tejido, con la muerte como protagonista de un universo de telas, puntillas, bordados, cenefas y encajes. Como en Millares, el uso del tejido dota a estas obras de un lenguaje marcado por el dramatismo.
El tensado, destensado y retorcimiento de cuerdas e hilos componen la serie "Las cuerdas" de Jane Millares, también llamada serie de "Cuadros tejidos", una técnica con la que la artista ya había experimentado en los sesenta y que retoma en el 2009 para imprimirle un sentido trágico y desgarrador.
Penélopes
Tejer ha sido una ocupación tradicionalmente asociada a las mujeres dentro de las obligaciones que las atrapaban en el ámbito del hogar, una actividad repetitiva y aislada, un proceso lento y laborioso en el que debe asumirse el paso del tiempo.
Decidido a investigar sobre los tapices y la fabricación de tejidos, Juan de la Cruz (1949) tomó contacto en los años setenta con la escuela catalana de tapices. Desde entonces ha estado inmerso en la elaboración de una obra plástica que parte de las técnicas tradicionales del tapiz, para sacar al tejido de su superficie plana y producir obras textiles tridimensionales con estudiadas combinaciones del color.
En una época marcada por el interés en las nuevas tecnologías aplicadas a la creación artística, las obras de Cristina Gámez (1964) evocan el mundo de los telares. La artista emplea el tejido realizado a mano en un telar artesanal como técnica que descontextualiza y revaloriza para adaptarla a los contenidos de sus creaciones, introduciéndola de lleno en el sistema del arte.  El carácter constructivo del tejido le ha permitido ahondar en la construcción de imágenes tejidas así cómo en la representación de composiciones pintadas o dibujadas sobre la tela.
Aracnes y Filomelas
Coser, al igual que tejer, ha sido considerado paradigma de la feminidad más hacendosa y símbolo del trabajo femenino doméstico. Aún hoy en día, pervive la idea errónea de que la costura es una práctica rutinaria y monótona para la que no se precisa de imaginación ni de creatividad, menospreciada al ser identificada con lo decorativo y lo utilitario. En su búsqueda de nuevos soportes y técnicas, artistas como Juana Fortuny (1971), Adassa Santana (1984) e Idaira del Castillo (1985), pintan y cosen sobre telas y materiales de uso doméstico, evocando naturalezas exóticas y recuerdos del pasado o capturando instantáneas diarias para configurar una memoria de lo cotidiano.


Yolanda Peralta Sierra
Comisaria de la exposición
Conservadora de TEA